viernes, 22 de noviembre de 2013

La Cruz de Guía de Los Caballos verifica el axioma: "El orden de los factores no altera el producto (xy=yx siendo x,y ∈ SP)


                                                         
El 30 de Marzo de 1969 la portada de Los Domingos de ABC fue la cruz de guía de la cofradía de Los Caballos (tengo este ejemplar gracias al padre de mi amigo Fernando que lo conservó durante muchos años hasta regalármelo un buen día) De esta foto hace ya más de 45 años. Seguro que algunos de estos pequeños nazarenos que acompañaban a su cruz de guía andan ya por los últimos tramos de ambos pasos, cerquita de su Cristo o de su Virgen (¡Mira que si alguno es capaz de reconocerse!) Y la niña que estaba junto a los nazarenos será ya toda una señora que incluso podría ser también una veterana nazarena de la cofradía... quién sabe.

Su cruz de guía actual sigue siendo la misma, aunque el proceso de restauración que en 1972 se le llevó a cabo dejó algunas diferencias en ella.




¿Comprobáis las diferencias que existen entre una y otra cruz de guía, aunque sea ésta la misma? Después de la restauración la cruz queda mucho mejor y algo distinta:
Su dorado, el tallado interno, el orden de algunos elementos que cambián el lugar que ocupaban en la Cruz o que incluso cambian de orientación, si miraban hacia abajo ahora miran al Cielo o si miraban a la derecha ahora miran hacia la izquierda. Os aseguro que como mínimo las siete diferencias las tenéis garantizadas. El restaurador de la cruz de guía, por orden de la cofradía o por iniciativa propia y con (o sin) el permiso de sus hermanos, tomó pequeñas decisiones con las que alteró el orden de los símbolos de la pasión.
Verificando así el axioma matemático: "El orden de los factores no altera el producto" 

- Si xy = yx  , siendo x y  ∈ Números Reales (R) 

- Entonces también se cumple el axioma para x y ∈ Símbolos de la Pasión (SP)

- Sin embargo, para los x y  ∈ (SPQR) no lo sabemos aún, porque eso sería para los x y pertenecientes a los símbolos de los Senatus, y habría que verificarlo. No sabemos el resultado que provacaría en un Senatus cambiar de lugar al pájaro.

Los hermanos de Los Caballos de aquella época que fuesen más detallistas y mijitas se darían cuenta al instante de estas pequeñas modificaciones. Igual a alguno de los más fatigas se le escaparía el típico: "Esto ya no es lo que era... la esponja iba en el brazo izquierdo con la lanza, y el cuchillo de San Pedro tajando pa bajo... hombre, como debe ser. Vamos, que no me doy de baja en la hermandad porque... porque... me voy a callá mejó..."  



Texto publicado (y ahora revisado) en la webpasiónensevilla el 29 de Marzo de 2009

1 comentario:

  1. Los que somos de letras lo hemos pasado canutas al leer la entrada de hoy!! Ole esa trasera valiente.

    ResponderEliminar