jueves, 13 de diciembre de 2012

Qué bien viene en este día un eclipse extraordinario...

Eclipse total de sol (real) que se filmó el 15 de Febrero de 1961 durante el rodaje de la película Barrabás de Richard Fleischer.

Más no se podía pedir a esta magnífica película. La escena de la Crucifixión en el Calvario se rodó bajo el influjo del eclipse total de sol del 15 de Febrero de 1961 (y puede que sea el único eclipse total de sol filmado para una ficción). La atmósfera que creó aquel eclipse es insuperable y han pasado ya más de 50 años desde su rodaje. Las imágenes de la Crucifixión si no fueron realmente así, debieron ser así, como diría el maestro Borges. Al igual que Barrabás tuvo que ser Anthony Quinn, y Anthony Quinn es el mejor Barrabás que ha sido y será. Las imágenes de aquellos momentos fueron históricas como aquí en este blog nos narran:

 La cinta que detuvo al Sol
 Sólo una vez en la historia del cine se ha filmado un eclipse real como parte de una escena de una película. El eclipse total de Sol filmado fue el del quince de febrero de 1961 y se pudo observar en Europa. La película fue producida por Dino De Laurentiis, dirigida por Richard Fleischer y estrenada en octubre de 1962, su título “Barrabás”.
 La decisión de filmar un eclipse real para la escena de la crucifixión, fue tomada sólo 48 horas antes de que ocurriera el fenómeno. Entre actores y técnicos se movilizaron ochenta personas hasta Roccastrada, a ciento veinte kilometros al norte de Roma. A pesar de los muchos problemas que el director de fotografía, Aldo Tonti, planteó que tendría la grabación, de Laurentis insistió. No le importó que no se hubiera hecho antes, y que se desconociera la reacción que podrían tener los actores. Ni que se trabajara literalmente a oscuras, sin conocer los tiempos de exposición, las velocidades del filme, la escala de imágenes y la luz de fondo más apropiados. Por no nombrar que la escena sería única: si un actor se equivocaba no se podría decir “corten” y repetir. De Laurentis dio prueba una vez más de su fidelidad a una idea : “la acción debe ser lo más real posible”. No es raro que la película se ganara el título no oficial de “la cinta que detuvo al Sol”.
 Utilizaron tres cámaras. Una con teleobjetivo para filmar el fenómeno, otra para los acercamientos a la cruz y la figura de Jesucristo, y una tercera, la maestra, para la escena de las cruces y el eclipse en el fondo. El propio Tonti cuenta sus angustias:
“Eran las 7:30 a.m. faltaban seis minutos para la totalidad del eclipse, y aún no había podido medir la intensidad de la luz, con el Sol de frente. No tenía ni idea de lo que sucedería. Estaba preocupado. Faltando dos minutos noté que la cámara maestra registraba halos y refracciones ópticas, así que me dirigí hacia Fleischer y le informé que la movería. No dijo nada; simplemente estaba paralizado. Fue el instinto. Moví la cámara para que el eclipse diera exactamente en el centro de la lente, lo que eliminó las refracciones y esperé”. Como confesó con posterioridad uno de los operadores: ha sido mi más bella escena en 30 años de carrera.
(Carlos Roque Sánchez . Blog de Superhéroes, 9 septiembre de 2006)

 En estos vídeos de Youtube también podéis ver el trailer de la película y algunas fotografías documentales del rodaje de Barrabás y de las escenas de la Crucifixión bajo el influjo del eclipse total de sol.



O sea, como decía la saeta popular que cantó Manuel Escacena en 1909: Qué bien viene en este día un eclipse extraordinario... o al menos eso pensaría Richard Fleischer aquel 15 de Febrero de 1961. Porque fue un verdadero Total Eclipse Of The Heart. Sí, de Sol y de Corazón.





Texto publicado en la web.pasionensevilla el 9 de Agosto de 2011)

3 comentarios:

  1. Para que luego digan, que el cine antes se hacía de otra manera... Ahora todo es truco.

    ResponderEliminar
  2. Cósmica entrada Hachita. Por si no tenía ya bastante encima ahora sumamos saeta con letra a lo Bonnie Tyler.
    Viendo la primera foto detenidamente he recordado una cartela del paso del Polígono San Pablo.

    ResponderEliminar
  3. César, toda la razón. A más de un prioste también le gustaría que el besamanos de su Virgen coincidiese con un eclipse total, para alcanzar la escenografía total.

    Puenti, la saeta es fundamental porque da título a la entrada. Me faltó valor para meter a Bonnie Tyler. Hubiese quedado redondo el post, redondo y eclipsado. La letra de Total Eclipse parece escrita por el propio Richard Fleischer y dedicada al eclipse: "Te necesito ahora más que nunca, te necesito esta noche, y estaremos unidos para siempre. Estamos haciendo lo correcto, porque nunca nos equivocaremos... realmente te necesito esta noche. Una eternidad comienza esta noche. Nada que hacer. Es un eclipse total de corazón."

    ResponderEliminar