martes, 31 de mayo de 2016

El toque Cecil B. (La Pasión según Cecil B. y Jeanie Mcpherson)

El toque más famoso de la historia del cine es indudablemente el toque Lubitsch. Ese algo inexplicable que aparece de forma natural en casi todas sus películas y que las impregna de una elegancia e ironía únicas, que convierten al director de cine alemán en uno de los grandes maestros del cine.

Pues bien, creo que en el cine pasionista que trata sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Nº Señor Jesucristo, Cecil B. Demille tiene ese otro toque, ese algo inexplicable está presente en su magistral Rey de Reyes (1923) Película cargada de una sensibilidad especial que la convierte en una obra única del género. El toque Cecil B. es en realidad la Pasión según Cecil B. Demille y su guionista Jeanie Mcpherson, una suerte de evangelio apócrifo, impregnado de una inmensa humanidad, en el que nada se deja en manos del azar (muy similar a cierta tradición barroca que consideró que Dios fabrica el universo para fabricar su patíbulo).

El toque Cecil B. otorga humanidad a cada personaje de la Pasión (incluso a los tibios y malvados) Las cosas acontecen así porque debían de ocurrir así. El toque Cecil B. es el evangelio según Cecil B. o quizás sea en mayor medida el evangelio según su guionista colaboradora, Jeanie Mcpherson. 


Espero que con algunos ejemplos que he seleccionado se pueda explicar algo mejor

El Toque Cecil B.




Malco, agradecido por la sanación de su oreja, obedece al Señor y libera a los apóstoles apresados.
Es que Malco estaba asegurado por daños, mirad.







A los pies de Judas arrojan la soga con la que prendieron a Jesús, y la recoge para ahorcarse con ella. Con qué mejor material podría hacerlo. O de cómo convertir un objeto sagrado en un objeto maldito al mismo tiempo. Aquí un seguimiento especial al apuesto Judas de Cecil B.






Un romano se pincha con una zarza y se le ocurre la idea de tejer una corona de espinas. 
La zarza ha crecido pacientemente durante años hasta alcanzar la ventana del calabozo romano, para un día herir el brazo de un centurión romano, para que a éste se le ocurra la terrible idea de tejer una corona de espinas y coronar y reconocer así a Jesús como rey de los judíos.







Es un niño, un pequeño seguidor de Jesús, quien insta a Simón de Cirene a cargar la cruz de Jesús. Porque los romanos pueden obligarte a punta de lanza a hacer algo en contra de tu voluntad, pero nada es comparable a que un niño te llame la atención sobre algo y te ponga la carita colorá.



Simón de Cirene, joven y fuerte, apenas puede levantar la cruz. Le sorprende que Jesús la haya cargado. Aquí esta maravillosa escena completa. Incluso hay lugar para una sonrisa entre el tormento.







La madre de Gesta, el mal ladrón, también está al pie de la cruz de su hijo. Porque como bien dice la saeta del Gloria: "toas las mares pasan pena y amargura..."









Al pie de la cruz de Dimas, el buen ladrón, está su perro fiel.



Estos son solo algunos ejemplos de los que está repleta esta verdadera obra maestra del cine. Podríamos hacer otros diez post o más sobre estos pequeños detalles (los toques Cecil B.) que hacen tan especial este auténtico y moderno evangelio apócrifo, el evangelio según Cecil B. Demille y Jeanie Mcpherson.

Desde su original arranque, cuando María Magdalena echa de menos a su amigo de banquete y orgías Judas Iscariote, y en un ataque de celos decide salir a buscar la causa de su indiferencia porque sospecha que se trata de la seducción de otra mujer. 




Desde entonces, desde el minuto uno, intuimos que este relato de la Pasión no se ajusta literalmente a los.evangelios sino que es una verdadera muestra de esa otra literatura tan apasionante (cuya escuela es tan antigua) que divaga incesante y libremente sobre los últimos hechos de Jesús.

2 comentarios:

  1. He oído que dentro de la Agrupación del Perdón que se está gestando en la parroquia del Reposo de la Corza, la misma que ha recuperado los cultos al Sagrado Corazón, tienen pensado representar la escena de la sanación de la oreja de Malco por Jesús, algo que en mi opinión sería muy acertado y que no existe en los pasos de misterio sevillanos. Por otra parte, la dolorosa de Arteaga para las Siete Palabras finalmente irá a esta Agrupación bajo la misma advocación de la parroquia, Nuestra Señora del Reposo. Hay nuevas corporaciones como esta que prometen aportar mucho a Sevilla. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues sí que estaríamos ante una verdadera aportación a las escenas pasionistas en las cofradías sevillanas. Gracias por estas noticias tan interesantes y por dejar su comentario en el blog (algo que para mí también es buena noticia por los pocos comentarios que tengo). Saludos.

      Eliminar